Thomas Agrinier: “La naturaleza en una pintura es para mí la libertad”

Danielle Cruz Por Danielle Cruz
9 Min lectura
El pintor francés nos habla de su trayectoria y de su imaginario

Los paisajes, la libertad y el movimiento son algunas constantes en el imaginario de Thomas Agrinier (Lyon, 1976).

El artista residente en París pinta situaciones lúdicas, en entornos al aire libre, con una mezcla de estilos que nos recuerdan los cuadros Francis Bacon o los del pintor rumano Adrian Ghenie.

Inspirado en el cine, los cómics y la pintura clásica, Agrinier afirma que la naturaleza y su fragilidad en lo que se refiere a las amenazas humanas son algunos de los puntos que mueven su trabajo. Eso le permite dirigir su obra tanto a los paisajes como a la pintura figurativa, creando personajes llenos de vivacidad, en plena acción, y que denotan el propio proceso creativo del pintor.

Thomas Agrinier ha estudiado Física, Derecho y también ha sido músico. Después de haber sido seleccionado en el Salon de Montrouge en 2009, él entró definitivamente en la escena del arte contemporáneo francés y decidió dedicarse de manera exclusiva a la pintura. Su obra ha sido vista en una serie de exposiciones individuales y colectivas por Europa y América.

 

 

 

Thomas Agrinier, La mauvaise réciprocité, 2019. Cortesía del artista

 

 

 

P. Has estudiado Física y Derecho antes de convertirte en artista. ¿Cómo has empezado tu carrera?

R. Yo también solía tocar y escribir música, como guitarrista en unos cuantos grupos de funk-rock y hip-hop. Tenía un trabajo a media jornada, pintaba en el salón de mi casa de aquellas y me encantaba Francis Bacon. Después de muchos años, decidí pintar más intensamente para comunicarme y mostrar mi trabajo. Fui seleccionado para el Salon de Montrouge en 2009, y empecé a vender mi trabajo y exponer en galerías. Desde entonces decidí no hacer nada más que pintar.

 

 

 

Thomas Agrinier, La mort d’un chevalier perse, 2020. Cortesía del artista

 

 

 

P. ¿Cuáles son tus técnicas favoritas?

R. Yo utilizo óleo, a veces tinta coloreada. Pinto con pinceles o directamente con mis manos.

 

 

 

Thomas Agrinier, Les Hommes, 2014. Cortesía del artista

 

 

 

P. Tus cuadros siempre muestran algún tipo de acción en la que juegas con diferentes estilos para retratar el movimiento. ¿Cómo es el proceso para conseguir la imagen precisa que vas a pintar?

R. Regularmente reúno imágenes, fotografías o fotogramas de películas que veo en mi ordenador. Me encanta extraer imágenes de películas hechas por grandes directores, ellas me pueden dar mucha inspiración. Recientemente, he estado trabajando sobre cuadros de grandes maestros de la pintura clásica, y suelo centrarme en solo una parte del cuadro. Estas imágenes pueden contener algo relacionado a la humanidad, fraternidad o el amor y la conexión con la naturaleza. A partir de estas imágenes hago bocetos en los que tiendo a expresar más el movimiento, tiendo a simplificar las formas y hacerlas más expresivas. A veces también hago estudios en óleo.

 

 

 

Thomas Agrinier, Benvenuti, 2018. Cortesía del artista

 

 

 

P. La mayor parte de tus escenas se ubican al aire libre y ganan un contraste bellísimo con tus personajes coloridos. ¿Por qué prefieres este tipo de ubicación?

R. Desde que empecé a pintar escenas en el exterior, precisamente éstas se convirtieron en mis pinturas favoritas. Hay muchas razones para ello: las ubicaciones al aire libre son lugares convenientes para escenas con mucha acción. Nosotros en general utilizamos más a menudo la plena capacidad de nuestro cuerpo cuando estamos fuera. El exterior me permite referirme tanto a las pinturas de paisaje como las figurativas. La naturaleza y su fragilidad con respecto a las amenazas de las actividades humanas son parte de mi temática. La naturaleza en una pintura significa libertad para mí, y técnicamente también permite una gran libertad en la manera que puedes representarla y hacerla evolucionar.

 

 

 

Thomas Agrinier, Bye, 2017. Cortesía del artista

 

 

 

P. Utilizas diferentes estilos en tus personajes y, a veces, haces que partes de su cuerpo se fusionen con el fondo. ¿Qué significa eso para ti?

R. Yo utilizo todas estas técnicas para despertar contrastes y representar el movimiento: el movimiento del personaje, el movimiento de la pintura, del proceso creativo en sí.

 

 

 

Thomas Agrinier, Dellacroce, 2018. Cortesía del artista

 

 

 

P. En tus cuadros, haces constante referencias a los cómics, usas el estilo de los dibujos animados y situaciones lúdicas. ¿Cuál es la importancia de las manos para ti?

R. Creo que las cabezas y las manos son lo que más caracterizan a los seres humanos, así que descubrí que trabajar con manos muy expresivas, y a veces con el estilo de los dibujos animados, ayudaba a representar la acción así como las expresiones de los rostros. Las referencias a los cómics son también una manera de tranquilizarme a mí y al público, significa que nada es realmente serio en estas escenas; actuar, afrontarse a los riesgos es esencial en nuestras vidas, y es importante considerarlo como un juego.

 

 

 

Thomas Agrinier, Escape From Bangui, 2014. Cortesía del artista

 

 

 

P. Hay una clara influencia de Francis Bacon en tu trabajo. ¿Qué otros pintores puedes decir que son tus grandes influencias?

R. Hay muchos pintores que me encantan, muchos grandes maestros. También diría que Peter Doig, Chris Ofili y George Condo me ayudaron mucho a encontrar mi camino. Pero las influencias evolucionan y cambian, y ahora, por primera vez, ya no estoy seguro de que me gustan los cuadros de Francis Bacon tanto cuando me gustaban en el pasado.

 

 

 

Thomas Agrinier, S’okay, 2019. Cortesía del artista

 

 

 

P. ¿Cómo es un día típico de trabajo para ti?

R. No existe un solo día típico de trabajo. Es bastante diferente si estoy empezando un proyecto o si estoy al final del proceso. Durante los “días de boceto” o “días de investigación” hago muchas cosas diferentes, pero al final de proceso pinto de las 9 a las 18 horas. Soy bastante obsesivo y apenas puedo parar por unos minutos o para la hora del almuerzo.

 

 

 

Thomas Agrinier, Les chasseurs dans la neige (d’après Brueghel), 2019. Cortesía del artista

 

 

 

P. ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

R. Estoy trabajando en mi próxima exposición individual en París, enfocada principalmente en los trabajos de los grandes maestros.

Puedes ver más obras de Thomas Agrinier en su página web y su perfil de Instagram.

Compartir este artículo
Seguir:
Es editora de elemmental. Doctoranda en Comunicación. Estudió Edición y Filosofía. Amante del arte y los nuevos medios. Estuvo antes en el Cultura/s del diario La Vanguardia.