Peca: “Mi motivación para pintar es una búsqueda personal del sentido de la vida”

María von Touceda Por María von Touceda
11 Min lectura
La artista nos habla en profundidad sobre su imaginario

A veces algo tan inconmensurable como una galaxia puede estar dentro de la imaginación de una sola persona, como es el caso de Peca (La Plata, Buenos Aires).

Esta artista argentina, afincada en Barcelona, traslada un universo muy personal a sus pinturas, donde criaturas galácticas, fruto de sus sueños y meditaciones, flotan en el espacio para el deleite de los espectadores.

La introspección es el arma que Peca utiliza para construir su particularísimo imaginario. Sus criaturas hablan del poder de la creación y de cómo otros mundos son posibles.

Las experiencias internas de esta artista se traducen en obras donde lo que ocurre va más allá de lo comprensible, identificando lo onírico como el mejor camino para conocerse a uno mismo y, de esta manera, proyectando la identidad más íntima de Peca.

Una serie de cosmovisiones de corte individual que, gracias a su manera de expresarlas, se tornan universales en todos y cada uno de sus protagonistas.

Licenciada en Artes Visuales en la Universidad de Bellas Artes de La Plata (Buenos Aires, Argentina), Peca trabaja como pintora, ilustradora y cineasta de stop motion.

Sus obras han sido expuestas en lugares como Roma, Berlín, Londres, París, Los Angeles, Nueva York, Madrid, Barcelona, Melbourne, entre otras muchas ciudades internacionales.

 

 

 

Peca, Saturnalia. Cortesía de la artista

 

 

 

P. Tus obras giran en torno a un imaginario de seres místicos. ¿De dónde partes para crear este universo?

R. Mis personajes son seres místicos o espirituales. Realmente no sé de dónde vienen, si surgen de mi inconsciente o de una decodificación de las partículas cósmicas que nos atraviesan. Mi método es la concentración, pintar es como meditar para mí, cuando pasas horas frente a un lienzo o papel las imágenes comienzan a surgir y a tomar forma, las horas pasan y aparecen los colores la luz, los detalles que en muchos casos son lo que definen la obra. A veces crees encontrar una explicación de lo que pintas, pero el tiempo hace que descubras otros sentidos u otras visiones.

 

 

 

Peca, Luperca. Cortesía de la artista

 

 

 

P. El cosmos también tiene una gran importancia en tu trabajo. ¿Por qué ubicas tus personajes en él?

R. El cosmos es nuestro hogar, pero a su vez el gran enigma, somos parte de él, pero extrañamente nos consideramos autónomos y separados. En mis pinturas los personajes son conscientes de su conexión con la energía universal, están despiertos, algunas veces son seres de luz o juegan con ella. Flotan entre las estrellas y desafían la ley de gravedad.

 

 

 

Peca, Spiral Time. Cortesía de la artista

 

 

 

P. Tus pinturas destilan una sensación agradable y llena de paz, ¿esta amabilidad forma parte de tu discurso?

R. Mi primera motivación para pintar es existencialista, una búsqueda personal del sentido de la vida. Y sí, intento ser agradable aunque no siempre lo consigo, trabajo con una intención mágica, pero la magia a veces tiene momentos de luz y de oscuridad. Creo que no tienen una lectura simple. Pueden producir placer, pero a su vez despertar sensaciones complejas. En la vida en general y el arte en particular, las cosas se definen con el observador, y dos observadores pueden tener sensaciones contrarias hacia el mismo estímulo.

 

 

 

Peca, Allegory series “God’s and Mezcal”. Cortesía de la artista

 

 

 

P. ¿Encuadrarías tu trabajo dentro del surrealismo pop o tiendes hacia otros movimientos pictóricos? 

R. Creo que está bien enmarcar mi trabajo dentro del surrealismo, el surrealismo pop o urbanart, no veo ninguna corriente más cercana. Tal vez podría definirse como shamanic surrealism.

 

 

 

Peca, Gravity is in the Apple Mind. Cortesía de la artista

 

 

 

P. Usas rosas y tonos suaves en contraposición con otros más oscuros, ¿existe alguna búsqueda emocional o simbólica en la elección de tu paleta cromática?

R. La búsqueda en mis pinturas es prioritariamente emocional pero también simbólica la elección de colores está basada en el concepto del claroscuro de extraer la luz de la oscuridad, por eso el contraste es muy importante.

 

 

 

 

Peca, Gods and Mezcal II. Cortesía de la artista

 

 

 

P. ¿En qué medida crees que han ayudado las redes sociales a dar a conocer tu trabajo?

R. Las redes sociales han ayudado en gran medida para dar a conocer mi trabajo a la gente y las galerías sobre todo fuera de lo local. Han facilitado las cosas de alguna manera y las han complejizado en otras. El feedback es inmediato pero la dedicación es mucho más grande.

 

 

 

 

Peca, Allegory Serie “La Siesta”. Cortesía de la artista

 

 

 

P. ¿Qué es para ti la belleza y dónde crees que reside?

R. La belleza para mí es la energía, el impuso vital, la magia, el amor, la música.

 

 

 

Peca, Chulel. Cortesía de la artista

 

 

 

P. ¿Sigues alguna rutina para trabajar?

R. En épocas normales (no cuarentena) soy muy rutinaria. Me levanto, desayuno, medito un rato, voy a mi estudio que queda muy cerca de mi casa y me pongo a pintar, a veces con música o la radio, otras veces en total silencio. Trabajo por las mañanas y por las tardes hasta la noche. Hasta hace poco compartía el estudio con un escultor y un pintor, ahora estoy en un espacio privado, pero dentro de un complejo donde están estos y más artistas. Soy bastante disciplinada aunque algunos días puedo estar dos o tres horas observando y pensando hasta que finalmente que me pongo a trabajar. Lo de estar en un recinto donde hay más artistas permite tener charlas acerca de nuestro trabajo y eso es una rutina de aprendizaje muy importante y garantiza algo de diversión.

 

 

 

Peca, Hopi Dream “The Royalty”. Cortesía de la artista

 

 

 

P. ¿A quiénes señalarías como tus principales referentes?

R. Tengo muchísimos referentes, creo que todo lo que veo y escucho, aunque a veces no me dé cuenta.

 

 

 

Peca, Hopi Dream “Epiphany”. Cortesía de la artista

 

 

 

P. ¿Recuerdas qué exposición, de todas las que has visitado, te ha impactado más?

R. Me impactan mucho los museos, El Prado, Louvre, Uffizi, aunque en estos lugares siempre echo de menos el arte por mujeres, incluso hace poco visite una colección contemporánea y había solo un 10% de mujeres, de las cuales estaban expuestas dos obras ese día. La colección es maravillosa, pero resulta un poco ofensivo la casi ausencia de mujeres.

 

 

 

Peca, My own private Limbo. Cortesía de la artista

 

 

 

P. Si sólo pudieses comprar una obra de un artista coetáneo, ¿de quién sería?

R. Si tuviera mucho dinero tendría una gran colección abierta al público de popsurrealism y urbanart. Me gustan muchísimos artistas, no sabría escoger sólo uno.

 

 

 

Peca, Peace Activists “Strawberries”. Cortesía de la artista

 

 

 

P. ¿Cuál crees que es la mejor estrategia para combatir el machismo en el mundo del arte?

R. Desde mi lugar como pintora sería ser fiel a mí misma y no hacer lo que se espera que una mujer deba hacer, creo que eso es lo revolucionario en cualquier lucha.

 

 

 

Peca, Nature of mind. Cortesía de la artista

 

 

 

P. ¿Cómo valoras tu relación con el mercado artístico?

R. Vivo de hacer lo que me gusta, así que estoy muy agradecida.

 

 

 

Peca, Andrómeda, 2020. Cortesía de la artista

 

 

 

P. ¿En qué estás trabajando ahora?

R. Ahora estoy trabajando en una exposición para Arch Enemy Arts de Philadelphia. Es una serie de dibujos a lápiz sobre fondo negro con la idea técnica y conceptual de extraer la luz de la oscuridad, como mencioné antes. La temática de esta serie está inspirada en un posible mundo donde la belleza de la naturaleza es protagonista. Esta serie se gestó en cuarentena con muchos replanteamientos y miradas hacia el interior y su leitmotiv es la esperanza de que luego de esta pausa forzada hagamos un reset mental donde los valores de este capitalismo sin escrúpulos en el que vivimos se desvanezcan o al menos pierdan protagonismo.

 

 

 

Peca, Altair, 2020. Cortesía de la artista

 

 

 

P. El mundo sin arte sería…

R. Un mundo sin arte, si lo entendemos como todo acto creativo sería inimaginable, si hablamos de un mundo humano.

 

 

Puedes ver otras obras de Peca en su página web y en su perfil de Instagram.

Compartir este artículo
Seguir:
Crítica de arte contemporáneo y escritora. Es autora de las novelas 'Crítica del vicio' (2016) y 'Coito Ergo Sum' (2019), ambas publicadas por La Marca Negra Ediciones.