Nathalie Rey, Le Grand Voyage, 2020. Detalle. Instalación con tren cerámico, estructura metálica y voladizo. Dimensiones variables

Nathalie Rey: «El arte crea vínculos entre todos los ámbitos del saber»

Danielle Cruz Por Danielle Cruz
22 Min lectura
Hablamos con Nathalie Rey sobre ‘Apocalipsis Now’, exposición en la galería Alalimón de Barcelona. La muestra podrá verse hasta mediados de marzo

Una instalación que hecha de pinturas escultóricas que a la vez es una performance. Así se plantea Nathalie Rey (Saint-Germain-en-Laye, 1976) la obra Reconstruction que empezó en 2020 e involucra a varios espacios de la ciudad.

Reconstruction representa la incertidumbre que trajo la pandemia. Utilizando restos de peluches, una seña de identidad de la artista, cada parte de la obra se está haciendo en una galería diferente de Barcelona.

Rebeca Méndez, galerista de Alalimón ya tiene ganas de verla acabada. «En unos meses, el círculo se cerrará aquí en la galería. Es una obra muy interesante porque fuera solo ves la construcción. Te tienes que meter dentro de este círculo para ver realmente lo que es. Tenemos muchas ganas de tenerlo finalizado, por que a lo mejor significa que ya salimos de esta situación», nos contó.

Claro está que la obra también evidencia la práctica tan diversa de Nathalie Rey, que va de la escultura al arte urbano. Mientras esperamos para ver finalmente Reconstruction completa, conocemos sus obras llenas de referencias filosóficas en su exposición en Barcelona.

En Apocalipsis Now, compendio de las tragedias contemporáneas, la inocencia juega un papel importante. Quizás sea el paso previo al despertar.

Artista y galerista me recibieron el pasado 5 de febrero en Alalimón. Hablamos de problemas que a todos nos preocupan, pero también sobre anécdotas y discursos formales, además de la facilidad con que Nathalie transita de un medio a otro.

 

 

Nathalie Rey, Reconstruction (2020-presente). Cortesía de la artista y galería Alalimón

 

 

P. ¿Por qué Apocalipsis Now?

R. Soy muy cinéfila. Hay una cuestión de introspección dentro de la peli que me interesa mucho. Pero sencillamente corresponde al tiempo presente. Y traerlo al contexto de aquí, España o Barcelona. La referencia es clara, pero a la vez es el aquí y ahora.

 

 

Nathalie Rey, State of siege. 2021. Detalle. Bloques de concreto, juguetes de plástico y audio. Cortesía de la artista y galería Alalimón

 

 

P. State of Siege tiene que ver con una pandemia y el confinamiento. Tú eres arquitecta de formación. ¿Eso juega un papel importante en lo que haces?

R. Bueno, hace parte de mi formación, pero también estudié literatura. Yo considero que he estudiado humanidades y me interesa en general. En Francia, arquitectura es una rama de Bellas Artes. Sí, me ha influenciado mucho en el sentido de que me ha interesado mucho la historia del arte y la historia de las ciudades. El urbanismo en el sentido amplio y, además, como práctica, también tenía mucho que ver con Bellas Artes.

 

 

Nathalie Rey - Apocalipsis Now
Nathalie Rey, Vista de la exposición ‘Apocalipsis Now’. Cortesía de la artista y galería Alalimón

 

 

P. Esta obra es como una invasión animal.

R. Sí es un estado de sitio y son muchas cosas. Obviamente, la referencia principal es lo que realmente pasó durante la pandemia. Que como ya no había nadie en las ciudades, los animales volvieron a entrar. Hubo muchos casos, incluso aquí en Barcelona. Son anécdotas que son graciosas, pero bueno, hablan muy bien de lo que pasó entonces. Hay una reflexión también sobre qué es la urbe, en especial hoy en día, y la historia de las ciudades como lugares de poder.

 

 

Nathalie Rey, Solid Waste, 2021. Impresiones digitales sobre papel. Cortesía de la artista y galería Alalimón

 

 

P. El plástico es un material que está muy presente en tu trabajo. En tus series Plastic Sea, en los bodegones, e incluso aquí les das una segunda vida.

R. Sí. Bueno, has visto que la propuesta en general sea de esta expo en concreto y todas las que he hecho, son siempre pequeñas historias que hablan de las catástrofes contemporáneas. O no tan contemporáneas. De la de nuestra sociedad, de nuestro mundo. El plástico es un tema súper presente.

 

 

Nathalie Rey, News I, 2020. 9 impresiones sobre papel. 250 x 190 cm. Cortesía de la artista

 

 

P. También haces referencia a las noticias en tu obra. ¿La desinformación es otra catástrofe?

R. ¡Y tanto!

 

 

Nathalie Rey, Shipwreck I, 2012. Impresión en vinilo laminado mate montado sobre placa Dibond. 15 x 20 cm. Cortesía de la artista

 

 

P. Cuéntame un poco. Se decía que algunas de estas imágenes son falsas, ¿no?

R. Sí, hay una en especial. La de los patos que llegan a Cataluña no es de verdad. Es una obra que es bastante más antigua y que tiene también varias formas de narrativas. Se refiere a una anécdota. Las anécdotas a veces hablan mejor que un discurso muy formal. En este caso se refiere aquel barco del que se cayeron unos containers en el océano en los años 90. Lo que pasa cada día, pero lo gracioso era que eran juguetes de bañera.

Hace como diez años, salió un estudio que se convirtió en un bestseller de un profe de Inglés, editor norteamericano, que hizo todo una búsqueda a raíz de ese accidente. También habían salido artículos científicos sobre las corrientes marítima que se habían podido estudiar gracias a los patos y demás juguetes de bañera. Luego el intento de encontrar la fábrica en China que los fabrica. Un tema súper completo. Se habla mucho del mundo global a partir de un pato. Es lo que me encanta.

 

 

Nathalie Rey, Shipwreck I (variación), 2019. Bañera y 1.500 patitos de goma. 100 x 45 x 110 cm. Cortesía de la artista

 

 

P. Y has hecho tu reproducción.

R. Sí, pues creo que hace 10 años. Me compré unos cuantos patos e hice un falso reportaje de los patos que llegaban a la playa. En ese momento no usaba video todavía. Es la imagen falsa. La obra podría ser un cómic. La explico como si fuesen recortes de periódicos. Recorto todo lo que me interesa, que son muchas cosas y luego intento buscarle un orden. Aparece una historia que no es una historia lineal.

Para mí, está claro que este naufragio de patos, casa perfectamente con el tsunami, y a su vez con el cambio climático y el calentamiento del planeta. Como el caso en Argentina, que se desbordó el río y aparecieron estos elefantes marinos que están en los prados con las vacas. Y, dices a ver, esto no es muy normal. Pero es tal cual.

 

 

Nathalie Rey, Shipwreck III, 2019. Foto-performance. Pont de Malafogassa. Cortesía de la artista

 

 

P. Es tan surrealista que la gente pregunta: ¿será verdad o no?

R. Sí, exactamente. Pero en realidad todo es verdad. Está sacado de su contexto y según como lo cruzas con una u otra información, coge un matiz diferente. Es la cuestión de cómo manipulas la información para transmitir un mensaje.

 

 

Nathalie Rey, Untitled 13, 2017. Acrílico y peluche sobre lienzo. 41,5 x 33,5 cm. Cortesía de la artista

 

 

P. Siempre juegas con los peluches. Das un aire inocente a una catástrofe. Yo lo asociaba al trauma infantil. ¿Es una manera de hablar del proceso psicológico en clave colectiva?

R. Yo creo que tiene mucho que ver. También tiene mucho que ver con cómo trabaja un artista. Puedo hablar de mí, claro. Los niños cuando entran en la edad adulta de golpe ya no son el centro del mundo. Es un choque realmente, todos lo superamos. Pero es un momento muy difícil en la vida porque te das cuenta de que el mundo alrededor es muy amenazante. Reproducir este proceso me parece interesante.

 

 

Nathalie Rey - Apocalipsis Now - Alalimón
Nathalie Rey, La Danza de los ahogados, 2020. Chalecos salvavidas, cinturón salvavidas, sirena de niebla, audio. Dimensiones variables. Cortesía de la artista

 

 

P. Hay algo que en varias obras tuyas hay referencias de la literatura, la filosofía, la sociología de Baudrillard. ¿Podríamos hablar de un mapa literario en tus obras?

R. A veces sí, porque como hay temáticas que vuelven a aparecer una y otra vez, tipo el Holocausto. Un escritor como Jorge Semprún es súper importante para mí. De hecho, verás más abajo hay una obra que tiene el título de una de sus novelas. Sí pueden haber referencias así muy concretas, pero yo creo que es más una manera de organizar el relato.

 

 

Nathalie Rey, Millennium Monster II, (Meteorito), 2018. Peluches cosidos en alambre metálico. 140 x 90 x 80 cm. Cortesía de la artista

 

 

P. De hacer como una red de referencias y significados.

R. Sí. No es específico de la literatura, pero yo lo he aprendido allí. En ese sentido, es verdad que todo lo que es la literatura del final del siglo XIX, principio de XX me llama mucho la atención. Esa forma de dislocar la narración, tiene mucho que ver con que también es el momento en el que aparece el psicoanálisis. Todo este trabajo inconsciente, todas estas capas que hacen que, de golpe, una tradición que hasta la fecha era más lineal, explote. Es la vanguardia. Por eso te digo, no es típico de la literatura.

 

 

Nathalie Rey - Apocalipsis Now - Alalimón
Nathalie Rey, Liquidació per tancament, 2021. Detalle. Cortesía de la artista

 

 

P. Esta obra [Liquidació per tancament] fue en la época de la pandemia.

R. Fue justo después de que nos desconfinaron. Fui a fotografiar en la calle y creo que tengo unas doscientas fotografías. Aquí hay una pequeña parte del trabajo sobre los negocios que tuvieron que cerrar en el centro de la ciudad.

 

 

Nathalie Rey, Eternal Monsters II. Performance de Carlota de Carvajal. Cortesía de la artista

 

 

P. Aquí has trabajado también con Enric Maurí, que es de performance, y José Luis Tercero, que es fotógrafo. ¿Cómo ha sido trabajar con ellos?

R. Sí. Muy bien. Enric y yo tenemos muchos proyectos juntos ahora. Hemos estado en Berlín con un proyecto sobre la censura súper interesante. También con mucha performance. Y con José Luis hicimos estas fotografías [de Liquidació per tancament]. Luego un amigo que es fotógrafo, Ricardo Portero, hizo esta serie de fotos con el oso polar de plástico, sin decírmelo. También pedí a otro amigo, Marcelo Laugelli, que es escritor que escribiera el cuento que acompaña las fotos. Es súper bonito. Bueno, es deprimente, pero es muy bonito el cuento.

 

 

Nathalie Rey, Composition with stuffed animals remains I, 2018. Restos de peluches cosidos sobre 12 lienzos. 167 x 187 cm. Cortesía de la artista

 

 

P. También trabajas con objetos encontrados o te los haces tú.

R. O los compro en Amazon. Todo depende del proyecto.

 

 

Nathalie Rey - Apocalipsis Now - Alalimón
Nathalie Rey, Plastic America, 2020. Cuentas de plástico cosidas a mano sobre lienzo. 80 cm de diámetro. Cortesía de la artista

 

 

P. ¿Con qué te sientes más cómoda trabajando?

R. Con todo. Quizá hace unos años hay cosas que pensaba: «no lo haré porque no me veo muy capacitada», o por que soy súper tímida. Lo de performance, ni me lo podía plantear. Pero cuando entras en un proyecto es como ser un actor. Ya no eres tú. Eres el director de este proyecto. Por ello, hay que hacer determinadas cosas, buscar determinadas informaciones. Muchas cosas que en la vida real no haría, pero en el marco de la obra sí.

 

 

Nathalie Rey, Composition with stuffed animals’ remains VI, 2020. Pintura acrílica y esmalte y restos de peluches cosidos sobre lienzo. 90 cm de diámetro. Cortesía de la artista

 

 

P. Vas superando tus límites.

R. Por eso es que es totalmente genial este oficio que tenemos nosotros artistas. Es más, tenemos las herramientas para enfrentarnos a cualquier temática. Darle el aspecto y el contenido que uno quiere. A nivel personal, te hace crecer tanto, te pone en cuestión todo el tiempo lo que piensas.

Ahora, por ejemplo, estoy trabajando sobre la cuestión nuclear otra vez, porque han desclasificado un montón de documentos sobre los ensayos nucleares franceses en Polinesia el año pasado. No tenía ni idea de la amplitud. De hecho, el conocimiento global que tenía sobre la cuestión era completamente erróneo y hay que investigar más. O como ahora, que volveré a Berlín en abril, he escogido un poco sin pensar otro objeto de investigación. Finalmente, lo he llamado No soy un objeto sexual. He conseguido toneladas de revistas porno que en mi vida he leído porque bueno, porque no me ha salido, pero entonces ahora las tengo que llevar.

 

 

Nathalie Rey, Untitled 10, 2018. Restos de peluches cosidos sobre 12 lienzo. 33 x 24 cm. Cortesía de la artista

 

 

P. ¿De los ensayos nucleares qué te ha sorprendido?

R. Muchas cosas que no sabía. Por ejemplo, no sabía que los franceses habían hecho tantos ensayos y hasta tan tarde, hasta el 96. En realidad, nosotros en el siglo XXI, estamos hablamos mucho de energía alternativa. Lo nuclear no está muy bien visto. Debido a eso intentamos buscar otras soluciones.

Hay un libro, Toxique de Sébastien Philippe y Tomas Statius, que habla de los ensayos nucleares franceses en la Polinesia. Hablan de las condiciones de vida antes de la llegada del ejército francés. La vida del personal que trabajaba para el ejército, el personal francés que trabajaba para limpiar las plataformas después de los ensayos e incluso los barcos. Y que no tenía ni idea que se estaba contaminando con la radioactividad. El tema me apasiona. Además, hay el contraste con la imagen idílica de esa zona.

 

 

Nathalie Rey - Apocalipsis Now - Alalimón
Nathalie Rey, Le Grand Voyage, 2020. Detalle. Dimensiones variables

 

 

P. Bueno, esta gente que trabajaba con radiación también iba sin saber lo que iba a hacer. Había este desconocimiento, la inocencia hacia la tragedia tan presente en tu obra.

R. Totalmente. Es parte de lo que me interesa. Como esta obra que ves, es la que te decía que tiene el título de una novela de Semprún, Le Grand Voyage. Como siempre, son muchas capas. De hecho, la imagen principal es de un tren que va a un campo de concentración. Ya el portal tiene la misma tipografía que en Auschwitz.

 

 

Nathalie Rey - Apocalipsis Now - Alalimón
Nathalie Rey, Le Grand Voyage, 2020. Vista de la instalación en ‘Apocalipsis Now’. Cortesía de la artista y galería Alalimón

 

 

P. Pone «Pleasure Island».

R. Eso por la peli de Disney, Pinocho. Cuando el malo se lleva a todos los niños, se van a un lugar que se llama Pleasure Island. Finalmente, es ahí donde los transforma en burros para poder venderlos. Intento siempre que sea una especie de cuento todo. Incluye los temas de las malas condiciones de transporte o del tráfico humano.

Podría parecer que mi trabajo encaja como una especie de pensamiento de izquierdas, de denuncia de estos temas que hoy en día son muy relevantes. Pero yo intento que no sea tan así. De hecho, quiero que sea más complejo, que no lo puedas reducir a una sola interpretación. Por eso creo que es un poco más complicado de lo que queremos reconocer.

 

 

Nathalie Rey, 2017. Jaula metálica con 10 figuras de lana algodón 150 x 100 cm. Cortesía de la artista

 

 

P. Porque hay muchas lecturas.

R. Yo creo que sí. Y además yo soy blanca occidental y conozco esta realidad. Aparte, no soy ninguna especialista como para decirlo yo qué hay que hacer con el plástico. Me informo, leo, pero tengo el conocimiento de cualquiera. Por eso no puedo hacer un trabajo científico.

 

 

Nathalie Rey, Meteoritos, 2016 – 2017. Instalación con 16 piezas colgadas del techo. Dimensiones variables. Cortesía de la artista

 

 

P. Pero llevas muchos temas a la acción.

R. Sí, sí. Es una propuesta que para algunos especialistas de según qué tema, les parecería un poco ingenuo, pero a mí me va bien. De hecho, es lo que reivindico. Es cierto que en muchas cosas no entiendo el mundo que me rodea. Por eso trabajo desde la subjetividad.

 

 

Nathalie Rey, Untitled 7, 2017. Acrílico y peluche sobre lienzo. 55 x 66 cm. Cortesía de la artista

 

 

P. ¿El arte es una buena manera de entender el mundo?

R. Al menos hacerlo más próximo. Si no parece que todo se te escapa siempre, es demasiado. Además, ya no estamos en la Ilustración que todavía se podía intentar racionalizar los campos de saberes. De hecho, hoy en día es imposible. Entonces es una manera de crear vínculos entre todos estos ámbitos del saber, que en mi caso no es tan racional.

 

‘Apocalipsis Now’ podrá verse en la galería Alalimón de Barcelona hasta el 12 de marzo de 2022. Puedes ver otras obras de Nathalie Rey en su página web y en su perfil de Instagram.

Compartir este artículo
Seguir:
Es editora de elemmental. Doctoranda en Comunicación. Estudió Edición y Filosofía. Amante del arte y los nuevos medios. Estuvo antes en el Cultura/s del diario La Vanguardia.