“Embraced” (2018): la vuelta de la pantalla de alfileres

elemmental, Por elemmental,
4 Min lectura
La directora Justine Vuylsteker ha sido invitada junto otros siete artistas a trabajar con la pantalla de alfileres recién restaurada. ‘Embraced’ es el resultado

De pie junto a la ventana abierta, una mujer deja que su mirada se pierda en las nubes. En ellas se perfila un apasionado cuerpo a cuerpo. Así se describe Embraced (“Étreintes”), de la directora Justine Vuylsteker. Una animación silenciosa sobre los sentimientos de una mujer hecha con una pantalla de alfileres.

El corto recién estrenado el pasado 4 de marzo en Vimeo, se desarrolló recuperando esta técnica antigua. Justine utilizó una Épinette, antigua pantalla de alfileres restaurada en 2015 por el CNC (Centre national du cinéma et de l’image animée) de Francia. La directora, junto a otros siete artistas, participaron de una residencia de cuatro semanas con la máquina.

La técnica ha sido desarrollada por la ingeniera Claire Parker y su marido, el grabador Alexandre Alexeïeff en 1932, y registrada por Claire Parker en 1935, y pocas sobrevivieron. Se utilizó la Épinette en el apólogo del Proceso de Orson Welles, entre otras películas además de Embraced.

Por estas razones, se trata de una técnica todavía hoy poco conocida extendida que sirve para crear escenas monocromáticas comn volumen. Según la artista, la técnica involucra todo el cuerpo, “hay algo de la danza, o del diálogo entre un músico y su instrumento”.

 

“Hoy en día, tres de sus pantallas aún son funcionales y utilizables para hacer películas. Más allá del ingenio técnico de estos instrumentos, y de la gran calidad plástica de las imágenes que ofrecen para poner en movimiento, trabajar con una pantalla pin es una experiencia única”, afirmó Justine Vuylsteker en entrevista al festival Corpi Celesti.

 

Embraced (“Étreintes”) cuenta la historia del mundo interior de una mujer, comparando sus sentimientos con las formas y sombras de bailan a su alrededor.

 

“Lentamente ella sale de la prisión de su cuerpo, para reconectarse con el movimiento y el presente (…) Ante su silencio, los sonidos y la música se han revelado esenciales para poder expresar su interioridad”, dijo.

 

Embraced (“Étreintes”) se empezó a hacer en 2015 con la Épinette. Al año siguiente el proyecto pasó por la Abbaye Royale de Fontevraud de Francia, durante una residencia de un mes, y tuvo otros seis semanas de desarrollo en la Cinémathèque de Montréal. Ya el rodaje solo tuvo lugar en 2017, en CICLIC Animation (Vendôme) y la postproducción en el NFB de Montreal.

El corto participó de una serie de festivales, incluyendo la selección oficial del Festival de Annecy y el Festival de Ottawa. Consiguió el premio a Mejor animación clásica en el Festival de Animación de Los Ángeles (LAFF) en 2018.

 

 

 

 

Puedes ver otros videos de Justine Vuylsteker en su canal de Vimeo.

Compartir este artículo