Pepe Baena Nieto: “Creo que en pintura casi todo lo que se hace con verdad tiene belleza”

María von Touceda Por María von Touceda
10 Min lectura
El artista nos habla de su proceso creativo. Pepe Baena Nieto extrae la belleza de la realidad familiar y cotidiana

Encontrar belleza en lo que nos rodea hace más interesante la vida que habitamos. Pepe Baena Nieto (Cádiz, 1979) se alimenta de su contexto más cercano para crear una serie de retratos y pinturas donde la psicología de sus modelos, junto con la propia del autor, conforman su obra. Y lo hace para que el público disfrute tanto de su atmósfera como él.

Con un estilo clásico, heredero de Velázquez, el artista recorre los rostros de sus personas cercanas para el deleite del espectador que encuentra en la sencillez de sus motivos la clave del éxito. Baena no sólo mira hacia sus allegados, sino que en sus pinturas, donde el pescado es el protagonista, deja también su impronta psicológica.

El arte figurativo que copia del natural, o de fotografías, puede resultar frío, aunque la técnica sea perfecta, cosa que no ocurre en las pinturas de Pepe Baena. Resulta que cada obra lleva consigo la mirada genial de quien vio algo especial en la cotidianidad que lo rodea.

Así, este artista andaluz ha sido galardonado con el accésit Premio Nacional de Pintura Ciudad de Melilla (2017), el Premio Nacional de Pintura Don Benito (2018), el primer Premio Nacional de Pintura Ciudad de Melilla (2018) y ha sido preseleccionado al BP Portrait Awards (2019), entre muchos otros.

 

Pepe Baena Nieto, La ventana, 2020. Cortesía del artista

 

 

P. Muchas de tus pinturas son retratos, ¿qué tiene que tener un rostro para que te resulte atractivo?

R. La verdad que no sabría explicártelo, hay personas que las ves y piensas: “tengo ganas de pintarla”. Además, me ha pasado con amigos o vecinos, son caras, miradas que marcan, rasgos muy definidos.

 

Pepe Baena Nieto, Romancero, 2019. Cortesía del artista

 

P. Para realizar tus obras, ¿partes de fotografías o del natural?

R. La mayoría de fotos, pero hechas por mí, yo trabajo mucho de foto sobre todo cuadros de escenas, de mi familia, hijos, amigos, son momentos que los veo y los atrapo en el móvil. No necesito buena cámara de fotos, mi secreto creo que es no prepararlo, hace que sea todo luego más natural. Para mí la foto ya debe parecer un cuadro, es cuando veo que puede funcionar en pintura.

 

Pepe Baena Nieto, Ketama, 2017. Cortesía del artista

 

P. ¿Cómo consigues trasladar la psicología de tus modelos al resultado final?

R. Realmente, para mí el motivo es fundamental y la foto que use para pintarlo, hacerla yo y conocer la persona. No puedes pintar a una chavala alegre como si le quedaran los zapatos chicos, entonces no sería ella.

 

 

Pepe Baena Nieto, La cena, 2018. Cortesía del artista

 

 

P. También sueles pintar alimentos, sobre todo pescado, ¿qué hay detrás de estas naturalezas muertas?

R. Me gusta pintar lo que me rodea, y claro, yo soy de Cádiz, me gusta mucho de siempre ir a la plaza del mercado, creo que de eso viene mi afición por pintar pescados, además, pescados de aquí. Por eso no me veo pintando peces de colores de Filipinas, me gustan más los boquerones, acedías o salmonetes.

 

 

Pepe Baena Nieto, Salmonete, 2020. Cortesía del artista

 

P. ¿En qué movimiento pictórico encajarías tu trabajo?

R. Yo creo que mi pintura es figurativa, es ahora mismo lo que más me gusta, pintar la realidad que me rodea, no sé en un futuro como y que pintaré.

 

 

Pepe Baena Nieto, Las niñas de Cádiz, 2019. Cortesía del artista

 

P. ¿Qué es para ti la belleza y dónde crees que reside?

R. No sabría explicarlo, yo veo belleza en una caballa, en mi familia en un salón, o en un paquete de galletas por la mitad, es difícil saber. Creo que en pintura casi todo lo que se hace con verdad, tiene belleza, por muy mal pintado que este, hay cuadros de niños que técnicamente no serán buenos, pero tienen tanta verdad, que atrapan.

 

Pepe Baena Nieto, Mateo, 2020. Cortesía del artista

 

P. ¿Recuerdas qué exposición, de todas las que has visitado, te ha impactado más?

R. Lo que me ha impactado más ha sido ver cuadros de Velázquez. Por ejemplo, cuando vino la exposición de la Hispanic Society al Prado vi el retrato de una niña, parece que va a pestañear en cualquier momento. Así, me quedé un buen rato viéndolo. También me gustó mucho la exposición de Balthus en el Thyssen, los realistas de Madrid, o la de Andrew Wyeth.

 

 

Pepe Baena, La bisnona, 2018. Cortesía del artista

 

P. ¿A quiénes señalarías como tus referentes más directos?

R. En realidad, Velázquez y Antonio López. Antonio más que por su técnica, por su filosofía de la pintura.

 

 

Pepe Baena Nieto, El ensayo, 2019. Cortesía del artista

 

P. ¿Cómo te preparas para trabajar?

R. Pues suelo ir al estudio por las tardes, comparto un estudio abierto al público en el Centro de Cádiz con mi mujer, ella va por las mañanas y yo por las tardes, y allí paso las horas sin darme cuenta, música para pintar me pongo desde Carnaval, Extremoduro, Raphael.

 

Pepe Baena Nieto, Adelaida, 2018. Cortesía del artista

 

 

P. ¿Cuál crees que es la mejor estrategia para combatir el machismo en el ámbito artístico?

R. Creo que durante la historia la mujer lo ha tenido muy difícil para trabajar en todos los ámbitos. No solo la pintura, realmente estaban relegadas a las tareas de la casa y a cuidar la familia. Estos meses de cuarentena es algo que he pensado, la de mujeres que han vivido como nosotros estos meses toda su vida, en casa cuidando los niños y saliendo muy poco.

Actualmente creo que esta todo mucho mejor aunque queda cosas por hacer. En el mundo del arte creo que hoy en día, ves un cuadro, y no piensas si es de mujer u hombre, te gusta o no te gusta, y eso creo que es una ventaja para que exista igualdad. Por eso espero que en este tiempo cada vez existan más pintoras que en otros tiempos.

 

 

Pepe Baena Nieto, Ade, 2018. Cortesía del artista

 

 

P. ¿Cómo valoras tu relación con el mercado del arte?

R. Pues trabajo con galerías contadas veces, he ido más por libre en mi estudio.

 

Pepe Baena Nieto, El Boca, 2019. Cortesía del artista

 

 

P. ¿En qué estás trabajando ahora?

R. Pues en febrero terminé una exposición sobre el carnaval callejero de Cádiz, que me llevo un año de trabajo, terminé muy contento y muy cansado, y me ha venido bien este parón, aunque la verdad no he parado de pintar, pero si de pensar en proyectos, ahora solo quiero seguir pintando lo que me guste, que es una gran suerte, y ya vendrán otros proyectos en los que pensar.

 

Pepe Baena Nieto, Una tarde cualquiera, 2018. Cortesía del artista

 

P. El mundo sin arte sería…

R. Muy aburrido, el arte se ha visto este confinamiento en una sociedad es muy importante, la música, el cine, la pintura, los gobiernos deberían tomárselo más en serio y darle más cariño a la cultura.

 

Puedes ver otras obras de Pepe Baena Nieto en su perfil de Instagram.

Compartir este artículo
Seguir:
Crítica de arte contemporáneo y escritora. Es autora de las novelas 'Crítica del vicio' (2016) y 'Coito Ergo Sum' (2019), ambas publicadas por La Marca Negra Ediciones.